Categoría: Uncategorized

DIARIO DE UNA RUNNER

2 de enero 2017. San Silvestre

unnamed-6.jpgHace tiempo Pablo Marín, el entrenador con el que aprendí a correr, me dijo que todos los deportes eran complementarios. Para correr no solo había que correr; tener las piernas firmes, los músculos sanos y el corazón fuerte era fundamental.

Este 2016 ha sido un año de hacer mucho deporte en general, pero de correr muy poco. Primero fue la gira, luego el calor del verano, luego la gira otra vez, el frío y el miedo a ponerme enferma… y al final posponía la carrera siempre que podía e ir al gimnasio me resultaba más cómodo. Cambié el running por máquinas, yoga y un saco de boxeo.

Aunque apenas había pisado las calles este 2016 había una cita anual que no pensaba perderme: San Silvestre. Un año más, quería pasar la nochevieja corriendo. Los últimos quince días apreté las tuercas y retomé las recomendaciones de Pablo para correr 10 km.

No es lo ideal, pero si no tienes tiempo para prepararla la carrera con meses de planificación y tienes que concentrarlo en quince días saber lo que se hace es fundamental. Sin forzar, combinando intensidades y duraciones y, sobre todo, teniendo en cuenta que la carrera es para divertirse, no para hacer marca.

Y así hice.

 

Combiné rodajes largos muy suaves en los que iba ampliando la duración cada vez con entrenos con ritmos: tras un calentamiento corría 3 km a un ritmo rápido, intenso (sin llegar a mi límite) y continuado. La última semana afiné con unas series, un progresivo de 30 minutos (empiezas corriendo muy suave -a 7min el kilómetro- y acabas fuerte -a 5). Dos días antes de la carrera, reposo y el día de antes solo una carrera suave de 20 minutos para espabilar el cuerpo.

El resultado fue sorprendente.

IMG_0057.JPG

Ésta soy yo antes de la carrera

Tuvimos la suerte de correr, una vez más, en la Internacional. Sales más tarde, hay menos gente animando, si te descuidas no llegas a la cena de nochevieja, pero lo bueno es que hay poquita gente corriendo y puedes disfrutar sin empujones ni adelantamientos bruscos.

No tenía intención de sufrir. Quería hacerla a 5.50, tranquila, disfrutando de la Navidad, de volver a correr después de tiempo sin hacerlo y sin más pretensiones que pasarlo bien. Y acabé corriendo a 5.30 de media, sin esfuerzo, sonriendo durante toda la carrera y emocionada de ver cómo mi cuerpo respondía, cómo no había olvidado lo que era subir cuestas, cómo este año de hacer deporte me había dejado preparada para esta noche.

Captura de pantalla 2017-01-01 a las 11.35.51.png

Captura de pantalla 2017-01-02 a las 11.19.49.png

 

Hubo un año en que conseguí hacer esta carrera en 52 minutos, pero nunca conseguí superarme. Al contrario. En las dos siguientes siempre he llegado cerca de la hora a meta. Jamás pensé que volvería a estar tan en forma como para bajar mi marca, pero las sensaciones en esta San Silvestre, el comprobar como un cuerpo fuerte puede con todo, me han motivado para seguir corriendo este año, para no tenerle miedo al frío o al calor, para volver a prepararme y seguir dando lo mejor de mí misma y, sobre todo, para seguir entrenando completamente, aprendiendo y recogiendo de cada deporte lo mejor para, al final, pasármelo siempre lo mejor posible.

IMG_0814.JPG

Ésta soy yo después de la carrera

 

*

Últimos conciertos de la gira Santa

Santa está llegando a su final.

Tras los conciertos que quedan para este 2016 Zahara se centrará en la preparación y grabación de su próximo disco.

Las fechas para poder verla antes de que eso suceda son estas:

Diario de una runner: No todo va a ser ganar

1 de enero 2016. No todo va a ser ganar

Ayer fue mi tercera San Silvestre, en la que peor forma estaba y, posiblemente, una de las que más he disfrutado.

Todo fue diferente. Para empezar, corríamos la Internacional, y eso de no estar rodeada de 50.000 personas impresiona de una manera distinta. Como no queríamos entorpecer a los buenos corredores que llegarían a la meta una media hora antes que nosotros, decidimos ponernos detrás. Fue la primera vez que no teníamos cuerpos trotantes respirando en nuestras nucas, sino que las luces de la ambulancia proyectaban nuestras sombras en el suelo que íbamos pisando zancada tras zancada. 

El ambiente no solo era diferente entre los corredores (nadie detrás, poca gente delante puesto que los primeros de la carrera nos sacaban mucha ventaja) sino que los ánimos que recibíamos de los transeúntes eran personalizados. Desde “ánimo, lo importante es llegar aunque seáis los últimos” hasta “así también yo corro” que más que ánimo nos hacían reír a carcajadas corrimos entre manos de niños que nos chocaban y aplausos de gente que estaba allí para nosotros, para sonreírnos y decirnos que ya quedaba poco. Pero para quien haya corrido esta carrera ya sabrá que lo peor viene al final, cuando los dos últimos kilómetros se hacen cuesta arriba, literalmente, y los ocho que han recorrido tus piernas pesan más que nunca.

Ayer no hice marca (no haber corrido más de 10 veces en los últimos 6 meses es la razón) pero el saber que podía seguir corriendo, que mi cuerpo retenía la fuerza que alguna vez me llevó a correr esta misma distancia en 52 minutos me llevó a cruzar la línea de meta, esta vez en el Estadio del Rayo, con una sonrisa enorme, el corazón y las piernas fuertes y mis amigos a mi lado.

Cada carrera tiene algo distinto que aportarnos y no todo va a ser ganar. Alguna vez el éxito es saber que no te has rendido y que un mal año no significa abandonar.

IMG_9646.JPG

Chupipandi corredora después de la carrera

Así que empiezo este 2016 ilusionada, con ganas de retomar mi deporte favorito y con fuerza. Nadie nos quitará los kilómetros recorridos. Esos ya son nuestros.

Captura de pantalla 2016-01-01 a la(s) 19.33.16.png

Captura de pantalla 2016-01-01 a la(s) 19.34.09.png

Y estos fueron mis tristes, pero alegres, tiempos

Diario de una Runner: un 2015 difícil

25 de diciembre 2015

Lo reconozco, montar mi propio sello, grabar un disco, promocionarlo y girar durante 7 meses ha sido emocionante, pero me ha obligado a dejar mi vida como runner un poco más apartada.

No me enorgullezco, no me gusta, pero puedo decir con la voz firme que no he abandonado. Y eso sí es motivo de orgullo. Sigo siendo un baby runner, pero no me he ido a ninguna parte.

Hoy corrí por Úbeda, con sus cuestas infernales, su fresco de pueblo de montaña y me cansé un poco al apretar en los últimos minutos para recordar cómo era el sufrimiento de querer parar y no hacerlo. Hacía mucho que no ponía mi cuerpo al límite, deportísticamente hablando, y casi había olvidado lo duro que es el momento en el que quieres dar por terminado el entreno pero sabes que no vas a hacerlo.

Unas horas más tarde estaba al fin en casa. Bajo la ducha, con el agua caliente sobre mí y masajeando mis doloridos músculos que se habían olvidado de lo que era sufrir, he vivido una experiencia de placer única. Lo mejor de esforzarte es la recompensa, el premio que nos da nuestro propio cuerpo y cerebro para celebrar que lo que hemos hecho sirve de mucho y que ahí seguimos a pesar del año que se haya tenido.

Por un 2016 lleno de cuestas, culos marmóleos y carreras completadas.

Zahara ‘Santa’

INDIEPOSTCULTURE

11051867_10152777860413951_8780468988292338644_n‘Santa’ así se titula el tercer y nuevo trabajo de la cantante española Zahara, un disco que dará a luz el próximo martes 21 de abril.

Contará con dos CDs 1 con 11 nuevas canciones y otro ‘Bestiario’ que será una recopilación de canciones antiguas que no llegaron a ser publicadas como ‘Pregúntale al polvo’  o ‘Circulos concéntricos’ así como versiones en directo, también incluirá dos canciones versionadas  1 Zahara versiona ‘You are the one that I want’  (BSO de Grease) y 2 Iván Ferreiro versiona a Zahara con ‘Leñador y Mujer América’ 

La edición limitada incluye el CD ‘Santa’ , CD ‘Bestiario’ , SALMOS poemario y 7 portadas intercambiables, además si lo reservas ahora en FNAC lo recibirás firmado por ella misma.

El pasado 18 de marzo Radio3 fue la encargada de desvelar el primer single de este nuevo disco: ‘Oh, salvaje’. Ya se puede comprar en iTunes y también puedes…

Ver la entrada original 160 palabras más